El Lobo Y El Pastor.

Un día un lobo se puso a hablar con un pastor , y entonces le dijo:

-Yo no sé por qué me has mirado siempre con odio y con horror. Piensas que soy malo, no lo soy , lo juro.

¡Mira! ¡Mi piel en invierno da mucho abrigo, cura achaques humanos más de mil! ¡Además no la pican ni pulgas ni insectos, mis uñas son mejores que las de un tejón, y son de gran virtud contra el mal de ojo ,mis dientes son muy útiles, y con mi unto he dado salud a muchos!

A lo que contestó el pastor:

¡¡Perverso animal!! ¡Que el cielo te maldiga! Después de que estas harto de hacer tanto mal, ¿Qué importa que puedas hacer algún bien?


About this entry